miércoles, 26 de agosto de 2015

Brosnan, el bromista

Tengo que suponer que Pierce Brosnan esté bromeando, cuando considera factible que el personaje de James Bond pueda interpretarse como un homosexual o por un actor negro. Con todo lo bueno que tiene la apertura social a ambas clases, no se debe trastocar un personaje que está concebido y, en este caso, interpretado mútiples veces, de acuerdo a como fue pensado originalmente. Sería un absurdo que el gran seductor Bond fuera, ahora, homosexual o negro, contrario a cómo lo escribió Ian Fleming.

Bastantes disparates ve uno en el cine, como para añadirle algo así.

No hay comentarios: