lunes, 24 de agosto de 2015

¡Ojalá gane Trump!

Lo mejor que le puede pasar a Puerto Rico es que Donald Trump se convierta en Presidente de Estados Unidos. Su xenofobia virulenta nos asegura una presidencia muy activa a favor de que ese país se desprenda del nuestro, y con ello nos obligue a tomar el camino digno de la libertad, como todas las demás naciones del mundo. Por sus dichos, Trump no va a seguir tolerando ese mantengo colonial que nos ha degradado por tanto tiempo, y que, al fin y al cabo, no nos ha salvado de la quiebra. El hombre acabaría con el disimulo y la hipocresía de estos 117 años.

Nos diría: Puerto Rico, you're fired!

No hay comentarios: