viernes, 31 de julio de 2015

Otro gallito que se juyó

José Alfredo Hernández Mayoral, the man who would be king, dice que «el impago es malo». Y tiene razón; tanto es así que el suyo de unos servicios públicos lo sacaron de carrera a la gobernación cuando se perfilaba como el príncipe heredero de la corona colonial. Desde entonces, este boy wonder se convirtió en un non-entity en la vida pública puertorriqueña, acólito de su padre como sumos sacerdotes del colonialismo y la tesis pactista de la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico. Abogado de grandes intereses económicos, canta en el coro de quienes claman por que se pague la deuda pública a como dé lugar, pues de esos chavos es que él cobra.

¡Pobre hombre, con tanto talento, y prefirió hacer un papel triste en la vida de su pueblo!

No hay comentarios: