domingo, 19 de julio de 2015

La coronela en su laberinto

Ojalá el Gobernador no tenga que arrepentirse. García Padilla ha designado como Ayudante General de la Guardia Nacional a la coronela Carcana, cuyo interinato se vio maculado por una investigación sobre su conducta en varios aspectos. Si bien la investigación la exoneró, sabemos que hay investigaciones y hay «investigaciones», que no siempre se hacen como Dios manda, y son de encargo, para llegar a un resultado predeterminado. Los cuerpos castrenses no son el mejor ejemplo de pulcritud procesal, pues suelen atrincherarse y protegerse frente a cualquier cuestionamiento de su proceder.

He dicho antes que me parece una mala práctica en la administración pública nombrar a alguien que, de entrada, viene con una sombra sobre su desempeño. No se puede ser ingenuo; muchas veces los rumores terminan siendo ciertos, aunque se haya pasado el cedazo de una investigación.

No hay comentarios: