miércoles, 1 de julio de 2015

El sexteto del fracaso

El Gobernador de Puerto Rico no encuentra qué más hacer para buscar congraciarse con los distintos sectores de país, ante su fracaso estrepitoso como administrador colonial.  Reuniones aquí y allá, con todo títere con cabeza, para ganar indulgencia con algún alma noble. Todos sabíamos que «el emperador iba desnudo», pero ahora él lo ha tenido que admitir, con una vocecita de niñato atrapado en su travesura.

Pero, en lo que ha «botado la bola» es en invitar a cinco expresidentes de su partido -- tres de ellos exgobernadores -- a tomar café en La Fortaleza para hablar de la crisis, como si ellos fueran elder statesmen capaces de aconsejarlo en este trance. ¡Hombre, si ellos contribuyeron grandemente al endeudamiento que nos ha quebrado, «atesorando la ciudadanía americana» y convencidos de que esto era «lo mejor de dos mundos». Pues, ahora sus conciudadanos del Norte ni se enteran de lo que pasa aquí; mucho menos van a ayudar a solucionar la crisis. Como si fuéramos un país aparte e independiente.

Si no fuéramos el país cobarde y sumiso que somos, declararíamos nuestra independencia de Estados Unidos y tomaríamos el rumbo que mejor nos conviniera.

No hay comentarios: