martes, 28 de julio de 2015

M.D. en R.D.

A estas alturas, resulta una temeridad viajar a República Dominicana -- sobre todo, al área de Punta Cana -- en vista del riesgo significativo de contagio con malaria. Con el paso de los días, aumenta el número de casos de personas en nuestro país que regresan enfermos de allá. Ni todo el sancocho y los ríos de Presidente de los «todo incluido» valen el riesgo de contagio con una enfermedad tan seria como el paludismo.

Me quedo con mi mofongo y mi Medalla.

No hay comentarios: