sábado, 4 de julio de 2015

Informe infame

El sector privado en Puerto Rico -- principalmente, el comercial e industrial -- está de plácemes con el informe encargado por este gobierno a Frau Krueger, et al. Esos apóstoles del neoliberalismo económico han recomendado lo que era de esperarse de gente de esa calaña: zumbarle la carga a los trabajadores porque ellos cuestan mucho, y así el país no puede progresar.  Lo que hay que hacer es botar muchos empleados públicos, pagarle menos a los que queden y a los del sector privado, y trabajar de sol a sol.

Y ya Alejandro, el menor, se apresta a poner en práctica esas recomendaciones. Nada de irse para la playa en días feriados; de hecho, nada de días feriados, que eso es cosa tercermundista. (Claro, excepto el 4 de julio y otras efemérides de los amos del Norte, que son intocables.) El resto del tiempo, a pan y agua y de sol a sol. Aquí los obreros ganan mucho y trabajan poco, y así no podemos seguir. Hay que ayudar a los pobres... empresarios, que necesitan pagar menos contribuciones, pues ¿cómo va a ser que el que gane más contribuya más? ¿En qué país vivimos?

En uno en que la idiotez y la insensibilidad son política pública.

No hay comentarios: