lunes, 25 de mayo de 2015

La tierra del café poniente

Mi madre tenía razón: el mundo está lleno de locos. << Se amanecen en Japón para probar los cafés de Starbucks >>. En este caso la locura es por partida doble. Primero, por amanecerse para patrocinar un negocio. Ese afán de ser de los primeros en probar o ver algo, al punto de hacer cola desde la noche o la madrugada antes de una apertura o inauguración, no es de personas normales. Segundo, si se trata de un negocio como Starbucks, la locura es en grado sumo.

Nunca he estado en Japón. Evidentemente, el café allá no debe ser muy bueno.

No hay comentarios: