viernes, 8 de mayo de 2015

<< Monseñor Metanfetaminas >>

He aquí una novedad: << Sacerdote suspendido espera por sentencia por drogas >>. Estamos tan acostumbrados a los casos de pederastia clerical, que resulta algo novedoso saber de un caso de un cura --en este caso, un obispo -- dedicado a otros menesteres diabólicos.

Y es que, en este tiempo, aconteció que  este << obispillo >> se metió en las drogas, pero no meramente como usuario de metanfetaminas, sino como empresario, pues montó su cartelito en su parroquia en Hartford, Connecticut. Entonces, cuando lo atraparon, alegó que los problemas económicos de la parroquia lo deprimieron tanto que, en vez de buscar consuelo en María, consuelo de los mortales, lo hizo en la droga, mortal para los mortales.

Pero, el hombre no paró ahí en su camino al infierno. Le cogió tanto gusto al pecado, que compró una tienda de objetos sexuales para adultos ¡para lavar el dinero de su negocio de drogas! Después de todo esto, tuvo la cachaza de pedir que lo sentenciaran a cuatro añitos de cárcel, de una posible condena de diez.

Debe dar gracias a Dios que el tribunal se apiadó de él, y lo condenó a cinco años y medio. Creo que la justicia terrenal ha sido muy condescendiente. Quizá la divina no lo será tanto.

No hay comentarios: