lunes, 12 de octubre de 2015

¡Por Dios, Rossana!

Justamente, los medios de comunicación han juzgado como una tomadura de pelo -- no digamos una ridiculez -- la convocatoria de la senadora Rossana López para anunciar que se postulará nuevamente. Todo el montaje de la actividad presagiaba que ella anunciaría algún otro asunto en su vida política, no una mera búsqueda de la reelección. Pero, en una muestra de egocentrismo desaforado, la senadora López hizo todo un espectáculo de algo enteramente rutinario en la política partidista.

Y es que en la política colonial hay tan poco que celebrar, que se celebran hasta los «bautizos de muñecas» como éste.

No hay comentarios: