viernes, 16 de octubre de 2015

Los traidores

Dos noticias recientes ponen de manifiesto la corrupción en el país. La gestión fraudulenta de licencias de conducir, con la complicidad de funcionarios del Departamento de Transportación y Obras Públicas, y la reclamación falsa de compensaciones por accidentes de automóviles, en contubernio con agentes del orden público. En ambos casos, empleados públicos formaron parte fundamental del esquema ilegal, en momentos en que el servicio público se halla impugnado por diversos casos de corrupción, contribuyendo con ello al cinismo con el que se ve al sector gubernamental desde el punto de vista ciudadano.

El Estado tiene que redoblar su vigilancia sobre los que le sirven directamente, y ser implacable con quienes traicionan la confianza que se deposita en ellos para que defiendan el interés público

No hay comentarios: