sábado, 17 de octubre de 2015

Ángel guardián

El senador Ángel Rosa acaba de «descubrir el Caribe en el siglo XXI». El otrora profesor universitario se ha dado cuenta de que hay que «regular el cabildeo legislativo». El hombre, con un doctorado en ciencias políticas, luce como el más ingenuo de los ingenuos, inexplicablemente, pues su tesis académica versó sobre la influencia política de las «empresas 936» en Puerto Rico. Así que este angelito sabe, desde hace mucho tiempo, que el cabildeo es parte del juego político partidista.

Su mayor ingenuidad es creer que reglamentándolo lo va a controlar adecuadamente. Ahora que su partido se ve involucrado en estos manejos, Rosa aprovecha para jugar para las gradas.

No hay comentarios: