jueves, 29 de octubre de 2015

Malas noticias para malos patronos

El imperio periodístico Grupo Ferré Rangel se tambalea hace tiempo. Las noticias son de despidos y «retiros incentivados». La más reciente admite que no andan bien las cosas en lo económico.

No es de extrañar, pues, en su afán hegemónico, los nietos de Luis A. Ferré se han excedido, creando medios de comunicación de dudosa calidad y pertinencia, que ahora se les han vuelto insostenibles. La arrogancia y la avaricia pasan factura, y no hay con qué pagarlas.

Entonces, estos próceres de último cuño recurren a la estrategia favorita del capitalismo salvaje: despedir empleados o «jubilarlos» forzadamente; sobre todo, a los de mayor antigüedad y a los mejor remunerados. Están preparando el terreno para aprovechar la reforma laboral, que les permitirá contratar empleados menores de 25 años, mantenerlos en periodo probatorio durante un año, pagarles menos del salario mínimo, y no aumentarles el sueldo durante diez años.

Pero, la mala fe se paga, y emporios e imperios más grandes se han caído...

No hay comentarios: