lunes, 5 de octubre de 2015

El verdadero César

¡Pobre César Miranda! El hombre ha tenido que convertirse en un experto del disimulo, ante el continuo desplazamiento del cual es objeto por la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez. Ésta, para todos los efectos prácticos, se ha convertido en su superior jerárquico en la lucha contra el crimen en Puerto Rico. Entonces, Miranda, para tratar de no lucir tan humillado, recurre a un lenguaje eufemístico, y habla de << integración >>, cuando lo que hay es subordinación, y << memorandos de entendimiento >>, cuando se trata de condiciones que le impone el gobierno de Estados Unidos al nuestro.

Por supuesto, nada de esto le es totalmente ajeno a Miranda, quien, como buen estadolibrista, está acostumbrado a funcionar dentro del marco colonial, y a tragar gordo ante la prepotencia de los procónsules del imperio yanqui.

No hay comentarios: