jueves, 22 de octubre de 2015

Ganas de perder

Pues, supongo que los Republicanos en Estados Unidos tienen vocación de fracaso. Su continuada preferencia por Donald Trump para la presidencia así lo demuestra. Insistir en favorecerlo por amplio margen en las encuestas es condenarse a una derrota segura en 2016. Los americanos son locos -- como demuestran sus continuas y frecuentes matanzas -- pero no son tan locos, como para elegir a Trump, un hombre que, lo menos que se puede decir, es que resulta públicamente embarazoso en su decir y proceder.

Así que, de seguro, habrá una presidenta en Estados Unidos en 2016.

No hay comentarios: