viernes, 19 de septiembre de 2014

Cabildeo impropio

Hay que insistir en la ética; sobre todo, en el ámbito gubernamental, en el cual se la viola a diestra y siniestra. Principalmente, a «siniestra», como es el caso del Comisionado Electoral del partido de gobierno, quien, por la izquierda, se ha puesto a cabildear, para colmo de males, a favor del banco Doral, protagonista de una agria pugna con el Departamento de Hacienda. Que su cabildeo sea con respecto a otra cosa tendrá importancia jurídica, pero en lo ético es un embarre. Entonces, aparece el Gobernador, tan obtuso como siempre, y viene con sus medias tintas en un asunto claro de falta de moral pública.

Y es que no hay conciencia de los límites en el proceder que deben observar los servidores públicos, por un elemental sentido de la honradez y el pudor. Si bien en el derecho penal «lo que no está prohibido está permitido», el alcance de la ética es mucho mayor y profundo, por lo cual la legalidad es solo un criterio, a la hora de evaluar un curso a seguir por parte de un funcionario.

No hay comentarios: