miércoles, 26 de noviembre de 2014

Un perdón cuestionable

Sigo sin entender la insistencia de nuestra prensa en abordar a los familiares en casos de asesinato u homicidio sobre el perdón a los victimarios. ¿Qué pertinencia tiene ese asunto? Tampoco comprendo cómo es posible que esos parientes, que aún no han enterrado a su familiar, ya proclamen que han perdonado a los criminales.

A mi modo de ver, el perdón auténtico es solo posible luego de algún tiempo y de mucho esfuerzo mental y espiritual. No me parece posible que, por mejor ser humano que sea, alguien pueda llegar tan rápidamente a un estado de «perdón instantáneo». No puedo dejar de pensar que hay algo de una pose de superioridad moral en quienes asumen esa posición.

Sea como fuere, la pregunta de los medios de comunicación me parece impertinente y hasta ofensiva.

No hay comentarios: