viernes, 7 de noviembre de 2014

Un nombramiento inocuo

La Casa Blanca anuncia el nombramiento del exvicegobernador de Kentucky como Director de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales y, por lo tanto, copresidente del Grupo de Trabajo sobre Puerto Rico. Se trata de uno de esos puestos anodinos en la maraña burocrática del gobierno estadounidense, que no tiene consecuencia alguna. En nuestro caso, es otro americano que no debe saber cosa alguna de nuestro país, y que le debe importar menos, pues esa ha sido la trayectoria de los gobiernos de Estados Unidos en lo que respecta a Puerto Rico. Los presidentes se han conformado con nombrar comisiones para «estudiar» la situación puertorriqueña, y así consumen un cuatrienio, dando la impresión de que hacen algo, pero no pasa nada nunca. Se hace caso omiso de las resoluciones del Comité de Descolonización de la ONU, burlando con ello el Derecho Internacional y la opinión pública mundial.

Y es que el imperio está muy cómodo con su colonia en el Caribe, y la mayor parte de los habitantes de la colonia también.

Por eso, no pasa nada.

No hay comentarios: